Cimbrando el culito goloso de una clientecita bien sabrosa que se montó en mi Uber y acabó yendo a coger a mi casa en Neza.

14:53
No olvides dar Like si te gustó!

La canción del taxista de Arjona debería actualizarse para incluir a los conductores de Uber que, por lo que he escuchado en boca de varios de mis compañeros, ya hemos empezado a tener nuestras propias experiencias sexuales con perritas hambrientas de verga y que fantasean con coger con un “chofer”. Normalmente te das cuenta que estas frente a uno de esos especímenes de putas cuando la vieja se monta a tu coche con una blusita que no hace nada por tapar sus pezones paraditos de lo excitada que la pone imaginarse cumpliendo su fantasía más atrevida. Luego sólo es cosa de decirle que tienes cantón donde coger a gusto, así, a la yugular, sin rodeos, para que la vieja se abra de piernas y se deje dedear mientras conduces como loco para meterla en tu cuarto a coger.


Compartir Tweet