VIDEOS PORNO EN ESPAÑOL, EL MEJOR PORNO GRATIS DE LA WEB

Les presento a la perra de mi esposa, una putita infiel, y las fotos que le caché en el celular cogiendo con su amante.

Sentía que mi esposa estaba extraña, casi todos los días me la armaba un chingo de pedo por cualquier mamada. Lejos parecían los días en que recién yo llegaba a casa, ya me esperaba con la comida en la estufa y desnuda en lencería sobre la cama, para que yo decidiera si iba a comer o si mejor me lanzaba a comerme el postre primero. Simple y llanamente ya no cogíamos ni por error. Olvídense de recibir una buena mamada como dios manda. Por lo tanto, me sorprendió que, de un día para otro, se pusiera muy contenta la vieja, como se ponía cuando yo la hacía chorrearse sobre la cama. Obviamente empecé a tener mis sospechas, pero no dije nada y me hice al pendejo. Esperé con paciencia y un día dejó olvidado su celular en la casa. Pedí permiso para faltar en la tarde al trabajo y me lancé con un cuate que le sabe a la tecnología y que consiguió desbloqueármelo por un chingo de varo, pero valió la pena, porque lo primerito que me salió en su whatsapp fue la conversación candente que sostuvo con su amante hablando de lo rico que se la había cogido y como ella iba a deslecharlo hasta secarle los huevos, acompañado de sus fotos en el motel. Mi amor, ya sé que tienes un amante.