Iré de visita a casa de mi carnal, lo que él no sabe es que cada que se mete a bañar me paso a la recamara de su hermana a cogérmela.


No olvides dar Like si te gustó!

Su hermana que ya está de más decir que es muy putita, quiere que le dé su mantenimiento cada que voy a su casa por lo regular son 2 o 3 veces por semana, así que la morra está muy satisfecha con mi verga, y yo con su hermoso cuerpo deportivo, pues tiene unas piernas y abdomen bien marcaditos y unas nalgas y tetas bien firmes y paradas, le pongo seguro a la puerta y ella ya está lista abierta de piernas en la cama sobándose su vagina y enseñándome como esta mojadita , yo solo bajo el cierre de mi pantalón y le meto mi pito ya bien parado ella enseguida lo empieza a disfrutar con sus gemiditos de inocencia.


Compartir Tweet