VIDEOS PORNO EN ESPAÑOL, EL MEJOR PORNO GRATIS DE LA WEB

La pongo patitas al hombro para que hasta los huevos le entren a mi vecina sabrosa.


Cuando comencé a procurarla, y una vez que nos dimos
nuestros primeros fajes sabrosos, la morra me confesó que tenía la panocha
demasiado estrecha y jamás había podido comerse un chilorio ancho todo entero
porque le lastimaba. La neta no es la primera que escucho algo así, pero
siempre que lo he visto ha sido porque el vato que se las coge no sabe
dilatarles bien el chocho y la lastima, así que me arrodillé para inhalar el
aroma intenso a sexo de la cuevita húmeda en su entrepierna para lamerle la
pepita hasta que sus jugos inundaron mi boquita después de un rato y la panocha
estaba tan abierta que hasta me abrazaba para que mis huevos entraran en lo más
profundo de su agujerito caliente y delicioso.