Mi novia y yo estudiamos el kamasutra y lo quisimos llevar a la práctica


No olvides dar Like si te gustó!

Mi novia de pronto llegó a mi depa con un libro del kamasutra y nos pusimos a estudiarlo un buen rato, me dijo que tenía ganas de experimentar con algunas posiciones pero ella no se las había aprendido de memoria, empezamos con un clásico misionero, se la metí así bien chingón por esa papaya que resbalaba bien ricolino, me dijo que ya le tocaba por atrás, se volteo y yo se la seguí metiendo por la concha para lubricarme un poco la verga, después la pasé al culo, al final ni prácticamos el kamasutra pero nos la rifamos con un sexo despacito que estuvo bastante relajante, fue un buen momento aquel.


Compartir Tweet